booked.net

11 de abril de 2019

Macri, desesperado: ''Hagamos algo con los precios, porque así no me vota ni el loro''

Las elecciones están a la vuelta de la esquina, y en la Casa Rosada están desesperados por una inflación que no cede. Más allá de los discursos oficiales en los que hablan de que la gente no pensará en la situación económica a la hora de votar, saben que es un tema ríspido y que inevitablemente pesará cuando llegue ese momento. Tanto, que días atrás, un Mauricio Macri exasperado por la situación se reunió con sus referentes económicos, y a los gritos les rogó: “¡Por favor, hagamos algo con los precios, porque si seguimos así, no me vota ni el loro!”.


La respuesta a ese grado de alteración por parte de un presidente cada vez más enojado con la realidad, fue que este Gobierno, que desde un primer momento rechazó la posibilidad de ejercer algún tipo de control sobre los precios, finalmente avance con una serie de medidas contrarias a su pensamiento y que consistirá, en concreto, en aplicar medidas que van a contramano de su pensamiento neoliberal, pero que podrían ser una especie de salvavidas en medio del temporal.

En la semana última, funcionarios de la Secretaria de Comercio iniciaron contactos con las empresas fabricantes y las grandes cadenas de supermercados para lanzar una nueva versión reforzada del programa Precios Cuidados , que podría incluir un congelamiento más estricto de precios de algunos productos de la canasta básica.

El objetivo del Gobierno es acordar una lista de hasta 100 productos de una docena de categorías básicas de alimentos y bebidas, que se mantendrían sin aumentos de precios por un plazo de 180 días, con la idea de moderar el impacto de la inflación en ese período, es decir hasta las elecciones de octubre.

Es obvio que la medida tiene objetivos electorales y no contribuye para solucionar el problema de fondo: una inflación que sube a ritmos superiores al 50 % interanual, y que para algunos economistas puede terminar en un proceso de espiralización.

De acuerdo al borrador que por ahora manejan en los despachos oficiales, el equipo económico firmará un acuerdo con empresas productoras para avanzar en el congelamiento de 40 alimentos de consumo masivo por 180 días. Entre los productos principales se encontrarían cortes de carne, la leche, galletitas, pastas secas, arroz, agua mineral, entre otros. Además, el Gobierno estaría negociando con los grandes centros de abastecimiento para masificar el programa.

En otras palabras, la idea es que el inicio de la carrera electoral coincida con una relativa tranquilidad en las góndolas, por lo que se está negociando contrarreloj para empezar a aplicar un virtual congelamiento en los precios de una canasta de productos.

Mientras tanto, se estima que si se llegan a cerrar las negociaciones con los productores de alimentos y los supermercados, podría ser el propio Macri quien realice el anuncio por medio de un mensaje a través de las redes sociales. Un video en Facebook es la opción que más cotiza por estas horas. Y al mismo tiempo se discute en la Rosada si después de la palabra presidencial habrá una conferencia de prensa con ministros que expliquen en detalle las medidas.

No hay comentarios.:
Editar comentarios

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.