booked.net

3 de abril de 2019

Rolo Barreiro el espía habló de Bullrich, Fariña, Los Monos y periodistas

Hugo Rolando Barreiro, alias “Rolo”. 37 años. Padre de tres hijos y uno en camino. Ex servicio de inteligencia orgánico entre 2002 y 2016. Ex asesor de seguridad del Country Saint Thomas entre mayo de 2017 y febrero de 2018. Según declaró, en la actualidad está desempleado. Preso desde el viernes pasado, Rolo prendió el ventilador ante el juez Alejo Ramos Padilla, en la causa que investiga la mega red de espionaje ilegal. En lo que se pudo conocer de su extensa indagatoria mencionó a políticos, jueces y periodistas. 


A partir de su relación con Marcelo D’Alessio, Barreiro aportó información que abre nuevas aristas en el expediente:

1. Espionaje a opositores
Según declaró Barreiro, Marcelo D’Alessio le mostró mensajes y llamadas con la diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto. Dijo que sabía que se reunían regularmente e incluso que tuvo encuentros en el Congreso con Elisa Carrió. Dijo que las diputadas le pedían a D’Alessio información sobre la política y que el falso abogado les suministraba información sobre dirigentes opositores.



2. Mallo y Patricia Bullrich 
Barreiro contó que el falso abogado le presentó a Marcelo Mallo, el jefe de Hinchadas Unidas Argentinas, en el shopping Las Toscas, de Canning. Y luego vio por televisión a D’Alessio entregándole a Mallo a Patricia Bullrich en un operativo. Consultado por la relación del falso abogado con la ministra de Seguridad, coincidió con otros declarantes en esta causa y afirmó que D’Alessio aseguraba que trabajaba para Bullrich. Y detalló que hablaba constantemente con una mujer que creía que era secretaria de la ministra. Mencionó algunas de las tareas específicas que D’Alessio le dijo que había realizado para Seguridad, entre ellas un operativo donde se secuestró droga en el puerto de Necochea. Según D’Alessio, fue un trabajo que le había encargado Bullrich. El lo hacía y ella obtenía el rédito mostrando la droga incautada por televisión.


3. Fariña
Según le contó D’Alessio a Rolo, Leonardo Fariña cobraba plata del Ministerio de Seguridad. No habló de cifras ni dijo cuáles eran en concreto las contraprestaciones de Fariña a la cartera que conduce Patricia Bullrich. Lo que señaló es que era una suerte de informante del ministerio.
El ex espía mencionó en varias oportunidades ante Ramos Padilla la buena sintonía que había entre el fiscal Juan Ignacio Bidone y D’Alessio. Incluso detalló que ambos estaban agradecidos con él por haberlos presentado. Y detalló los “trabajos” que encararon juntos, entre los que se encuentran la extorsión a los empresarios Pedro Etchebest y Mario Cifuentes.


4. Irán y el FMI
Rolo Barreiro también declaró que D’Alessio le había hablado de una investigación que estaba llevando adelante sobre un supuesta delegación comercial iraní clandestina con asiento en Uruguay. Se trataba de una empresa cementera ubicada en Zárate, que la querían comprar unos empresarios iraníes. Pero, siempre según Barreiro, D’Alessio afirmaba que si ese negocio avanzaba iba a generar serios problemas con el FMI, por tratarse de empresarios de origen iraní.


5. Los Monos
En otro pasaje de su extensa declaración, Barreiro dijo que D’Alessio le pidió que maneje y lo lleve hasta Rosario. Allí se reunió con la viuda del Pájaro Cantero, uno de los integrantes de la banda narco Los Monos. La mujer los esperó junto a su abogada en el Casino City Center. En el encuentro, D’Alessio gestionó una entrevista con Monchi, otro de los miembros de la organización que está preso. Aparentemente, según entendió Barreiro, había un tema con el manejo de la plata del narcotráfico y D’Alessio estaba interesado en que Monchi sea un posible cliente del estudio que tenía junto a su socio. Luego descubrió que D’Alessio había filmado toda la conversación con la mujer.


6. La mafia de los contenedores
Barreiro también menciona en su indagatoria un episodio en el despacho del juez Marcelo Aguinsky. Según su relato, había quedado “pegado” la noche del operativo en el que son detenidos Rodolfo Costas y Gabriel Traficante. Le habían encargado un trabajo de seguridad para custodiar el trayecto de un camión con un contenedor que iba a salir del puerto de Buenos Aires. Pero pasaron cinco horas y la carga nunca salió. Es que la Prefectura estaba deteniendo a los empresarios por presunto contrabando de mercadería. Barreiro se asustó y se enojó con D’Alessio, quien lo llevó a la mañana siguiente a Comodoro Py con la promesa de garantizar que iba a quedar “limpio”. Rolo describe que D’Alessio entró y salió varias veces con el periodista Daniel Santoro del despacho del juez mientras él esperaba afuera. Supuestamente estaba negociando con Aguinsky. D’Alessio le avisó que iba a salir el juez y lo iba a saludar. Según Barreiro, en un momento efectivamente Aguinsky salió de su oficina y lo saludó. Ante la consulta de PáginaI12 sobre este episodio, en el entorno del juez negaron rotundamente los hechos descriptos por Barreiro. Sostuvieron que Aguinsky recibió a Santoro como lo hace con todos los periodistas y que fue Santoro el que llevó a su despacho a D’Alessio, quien antes le había pedido una reunión y el juez se había negado. “Fue como una entradera”, expresó la fuente consultada. Además, en el juzgado afirman que Aguinsky no conoce a Rolo Barreiro y que si lo saludó afuera de su despacho fue porque creyó que era algún familiar de los detenidos.


7. Periodistas
En su declaración, el ex agente de inteligencia mencionó a los periodistas que frecuentaba Marcelo D’Alessio. Además de Daniel Santoro, nombró a Rolando Graña, a Alejandro Fantino y al empresario Daniel Vila, dueño del grupo de medios América. También nombra a Eduardo Feinmann, con quien incluso D’Alessio habría compartido una tarde de práctica en el polígono de tiro.

No hay comentarios.:
Editar comentarios

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.