booked.net

30 de agosto de 2019

El intendente macrista Ramiro Tagliaferro reparte colchones, chapas y mercadería con su nombre

En Juntos por el Cambio no descartan ningún método en busca de la “remontada épica” a la que se aferran con la ilusión de “revertir” en las generales de octubre la abrumadora derrota de las PASO ante el Frente de Todos. El intendente macrista de Morón Ramiro Tagliaferro parece haber encontrado el propio: el clientelismo republicano. Desde el depósito municipal ubicado en Mariano Acha 699 parten los camiones con mercadería que sus punteros reparten en los barrios más pobres del municipio en busca de descontar allí la gran diferencia que le sacó el candidato del Frente de Todos y ex intendente Luchas Ghi, que amenaza con desplazar a Tagliaferro de la comuna. Eso si, como en los mejores tiempos del menemista Carlos Ruckauf en territorio bonaerense, los colchones, chapas, tirantes y bolsones de comida llevan adherida la etiqueta “Gestión Ramiro Tagliaferro”.


Tagliaferro llegó a la intendencia de Morón en 2015 de la mano de su todavía esposa María Eugenia Vidal, con la consigna de terminar con “la corrupción” y la “política clientelar” del kirchnerismo. Pero la crisis económica social que produjo la gestión del presidente Mauricio Macri y que acompañó Vidal en la provincia también amenaza con arrastrar a la derrota al cuestionado Tagliaferro. En las Paso, Ghí le sacó una luz de 6 puntos de ventaja y el jefe comunal macrista recurre a todas sus artes para descontarla y mantener el control municipal en medio de la debacle oficialista.

Uno de los camiones de la Secretaría de Obras Públicas cargados de colchones acumulados en la sede de Bienestar Social de la comuna, fue filmado y fotografiado por los vecinos cuando iba al Barrio Ibáñez, en la periferia del distrito para que los punteros del oficialismo lo repartan en busca del voto para su jefe.



También fueron fotografiadas las chapas y los tirantes con el sello de “Gestión Ramiro Tagliaferro”, igual que los bolsones de comida que el intendente reparte con el mismo fin: aferrarse al sillón municipal.

La mercadería llega los barrios más pobres del municipio: Morón y Castelar Sur, así como el estigmatizado barrio Carlos Gardel. Los militantes de esos barrios del Frente de Todos están asombrados de la precisión quirúrgica del destino de materiales y mercadería: jubilados y personas mayores que no fueron a votar en las PASO. Los segmentos en los que Juntos por el Cambio aspira a sumar votos para la “remontada”.

Por lo que sospechan que Tagliaferro también cuenta con otros métodos que suma a su propia creación: el Big Data. Que no sería más que el cruce de los padrones de la Anses y electorales, para identificar a quienes no fueron a votar en las primarias.

La utilización de los datos personales de la Anses con fines electorales ya había sido denunciada por distintos sectores oposición, desde que la jefatura de Gabinete de Marcos Peña (el jefe de la campaña presidencial del oficialismo y el impulsor de la implementación de la Big Data en el manejo segmentado de sus mensajes) se los había apoderado para difundir “gestiones de gobierno” a la población. Tagliaferro suma el “clientelismo republicano”.     

No hay comentarios.:
Editar comentarios

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.